CERRAR

MORFEO

TEATRO

LA SUMISIÓN
y el porvenir está en los huevos

de Eugéne Ionesco

ya que pensar contra la corriente de los tiempos es una heroicidad,
y decirlo en voz alta, una locura.

ESTRENO: TEATRO PRINCIPAL DE BURGOS, 8 de febrero 2020

Compañía: MORFEO TEATRO

Dramaturgia: Eugéne Ionesco

Dirección: Francisco Negro

Comediantes: Francisco Negro, Mayte Bona, Felipe Santiago, Mamen Godoy, Santiago Nogués y Carolina Bona.

UNA OBRA MAESTRA DEL GENIO DEL TEATRO ABSURDO

En esta disparatada farsa, Ionesco narra la historia de un joven llamado Jacobo, que por principios, frente a la presión de su familia que le insta a casarse, se niega a perpetuar su descendencia a no ser que sea con la mujer más fea del mundo. La familia entera intentará aniquilar las esperanzas y los sueños del joven, mediante la argumentación sistemática de sinsentidos, como que, para ser normal, tienen que gustarle "las lentejas con chorizo", una metáfora de "las normas preestablecidas". Al renunciar Jacobo a sus principios le llevará poco a poco a la sumisión más completa.

PATRIMONIO DEL TEATRO DEL SIGLO XX, CON UN MENSAJE PARA EL SIGLO XXI

En "La Sumisión" la necesidad de prolongar la humanidad y la ansiedad de trascender, son motivos suficientes para consolidar la institución familiar, único núcleo social que garantiza la conservación de la especie por medio de la tradición. Una sociedad vacía de principios se ve abocada a la elemental función de reproducirse, a las necesidades propias de la evolución según los preceptos de la costumbre, sometiendo a los ciudadanos a su incuestionable normativa. Es indispensable que la raza blanca se extienda, impedir su extinción, y para ello la producción de especímenes debe perpetuarse aleatoriamente, aún recurriendo a la desesperada incubación automática de huevos humanos, sin importar crear un policía o un asesino, un humanista o un demagogo, da igual cual será su función en la sociedad consumista.

La metáfora del argumento nos remite a como "La Sumisión" es una pieza ejemplar también para entender el funcionamiento de repetición de slogans y falsas verdades de la propaganda política: repitiendo veinte veces que es necesario adorar las lentejas con chorizo, ¡uno termina adorándolas!.. y quizás rechazando al que no las adora tanto como tú.